La Humildad,
un valor en alza

La Humildad

El otro día estaba pensando en cómo y cuánto puede pesarnos una palabra en nuestra vida. Una palabra como humildad, por ejemplo, si quién te la trasladó con significado y acciones incluidas, tenía una creencia en cuanto a ella, que te limita para ser, estar y actuar como te gusta, además de que te proyecta hacia una postura de inconsciencia, irresponsabilidad y victimismo incluso.

¡¡¡Cómo cambia la cosa si otra persona define la misma palabra de otra manera y la honra de manera adecuada!!! ¿verdad?

¿Qué dice la RAE?

Creo que con la palabra humildad ha pasado esto a muchas personas, que les ha tocado vivir la humildad como una carga en vez de como un privilegio.

 Si además, recurres al diccionario y te encuentras conque la humildad tiene significados que se enfocan en lo que te falta, que estimulan la categorización entre las personas e incitan a un determinado modo de comportarse, apaga y vámonos.

Según la Real Academia Española de la Lengua:

  1. f. Virtud que consiste en el conocimiento de las propias limitaciones y debilidades y en obrar de acuerdo con este conocimiento.
  2. f. Bajeza de nacimiento o de otra cualquier especie.
  3. f. Sumisión, rendimiento.
 

Nos pasamos parte de nuestra vida escuchando que «tenemos que ser humildes según algunas de las acepciones que define el diccionario, que esa es la forma adecuada de ir por la vida» y cuando te paras a pensar en ello, te das cuenta de que ni te ayuda a ti ni en tus relaciones con los demás.

Mi definición de humildad:

Para mí, la humildad es tener un buen autoconocimiento de mi misma, saber de qué pie cojeo, qué me limita, estar abierta a lo que de mí dicen los demás ya que me sirve para tomar nota y aprender porque quiero llegar a ser la mejor versión de mi misma. Siendo humilde me permito reconocer mis capacidades, cualidades y habilidades, cuantificar los recursos  de que dispongo para ponerlos al servicio de los demás y de mí, en pro de mis propósitos. De la misma manera, considero valiosas a todas las personas sin distinción y de ellas aprendo cada día. Ser humilde es sentir agradecimiento por ser, estar y tener, cada día de mi vida.

Los beneficios de la humildad

  • Mima el valor de la autoestima. La humildad te ayuda a aceptarte como eres y te estimula a quererte por ser persona, no por lo que tienes ni por el lugar y la familia donde has nacido.
 
  • Reconoce el valor de las relaciones familiares, de amistad y profesionales. La humildad logra que aceptes a los demás tal cual son, promoviendo unas mejores inter-relaciones entre las personas, al activar la admiración y dejando de lado el juicio y la etiqueta.
 
  • Potencia el valor de la calma ya que te sitúa en el momento presente y te proyecta hacia adelante. Con la humildad, el aquí y ahora es lo que te mueve hacia tu propósito. Te aleja de pensamientos y creencias limitantes aprendidas.
 
  • Estimula el valor de la empatía reconociendo y aplaudiendo las cualidades de los demás, de las que tomas nota para tu beneficio propio y del conjunto.

Más beneficios de la humildad

  • Activa el valor del autocontrol para saber reconocer dónde están tus límites y desde ahí, superarlos. Toma de consciencia que te lleva a actuar desde la reflexión y no desde la impulsividad.
 
  • Acciona el valor de la iniciativa dándote la oportunidad de estar en continuo aprendizaje y desarrollo personal y profesional. Para la humildad el error forma parte del camino y nos enseña.
 
  • Hace que el valor del apoyo cobre importancia y activa el saber pedir ayuda y recibirla, así como el estar atento a las necesidades de otro y atender su peticiones de apoyo.
 
  • Nos enseña que el éxito es algo que no te coloca por encima de los demás, que debemos celebrarlo y siempre, la humildad, te aleja de la soberbia y de la prepotencia.
 
  • Ante el fracaso, pone límites a la frustración y a la decepción dando valor al esfuerzo realizado.
 
  • Invita a pedir perdón cuando algo que hayamos dicho o hecho ha causado daño a otros, aunque haya sido de manera inconsciente. La humildad dignifica a las personas.
 
  • Favorece el tener mente abierta, te ayuda a estar atento a nuevas ideas y a dejarte asesorar por los demás.
Humildad

Humildad y Liderazgo

Para mí, la humildad está muy ligada al liderazgo porque ayuda a que la persona se enfoque en las soluciones, hace que la confianza se mantenga por el trato que dispensa a los demás ya que el líder acepta los errores propios y de los demás como algo natural, porque te hace ver que cada persona tiene sus puntos de vista y todos son válidos cuando buscan el bien común, amplía tu perspectiva, te ayuda a manejar los conflictos empatizando con la otra persona y gestionando el conflicto no como una batalla si no como un asunto a resolver, siendo humilde estás abierto a aprender de los demás y por ello aprenderás cosas nuevas que fortalecerán también a tu equipo,  sobretodo en lo que puedan aportar que tu no sabes para alcanzar los resultados deseados y llegar al éxito compartido, celebrado por todos. El yo desaparece para dar paso al nosotros.

Lista de Líderes humildes que todos conocemos

Estas son algunas de las personas que para mí son grandes por su humildad: Rafael Nadal, Paul Gasol, Gandhi, Mandela, Mark Zuckerberg, Madre Teresa de Calcuta, Eva Longoria, Mario Alonso Puig, Anne Igartiburu, Leonardo di Caprio, Simon Dolan, Will Smith, Andrés Iniesta, Michelle Obama, Jane Fonda, Oprah Winfrey, Meryl Streep, Margarita Salas, Ana María Matute, Almudena Grandes, Iñaki Gabilondo, Barak Obama…

Si me pongo a pensar en todas estas personas, reconozco en ellas, la humildad en su forma de ser, de estar y de actuar, más allá de su profesión.

Te invito a que descubras las acciones que les hacen humildes, que les distinguen y las hagas tuyas.

coaching

Conclusiones acerca de la humildad

Una de las analogías que me viene a la mente cuando pienso en la humildad es la de una Banda de Música donde cada músico toca sus notas, sintiendo cada una de ellas, y la unión de todas las notas de todos los músicos, de la mano del director, logran que los demás escuchemos la maravilla de una pieza musical. 

Banda de Música de San Sebastián de los Reyes

Un vídeo que representa la humildad de Federer y Nadal

 

Y como dice Borja Vilaseca: “la humildad nos permite silenciar nuestras virtudes, permitiendo que los demás descubran las suyas”.

 

Me encantará que me cuentes lo que piensas. Un abrazo

Mónica Miguel García