La gestión del cambio, una necesidad real

Hoy en día todas las empresas y organizaciones se ven, en bastantes ocasiones, sacudidas por cambios con los que no contaban a priori y que, sin embargo, si se hubieran observado las circunstancias previas acontecidas, seguramente hubiera sido más fácil acometerlos. Por ello, es de gran importancia ser conscientes de que el cambio es lo único constante en todas las organizaciones, de la misma manera que lo es en la vida de las personas tanto a nivel personal como profesional. Se dan acontecimientos inesperados y otros previsibles. Tanto los unos como los otros, deben ser tenidos en cuenta en cada organización, de manera planificada, es decir, tenemos que tener reglas de juego propias que favorezcan la toma de decisiones correcta para que no nos veamos invadidos por reglas de juego ajenas.

Estamos en un entorno VUCA- volátil, incierto, complejo y ambiguo- en el que abrazar el cambio para transformarse valorando las diferentes oportunidades que se presentan, teniendo la mente abierta y una visión junto a unos valores bien definidos que tengan en cuenta a la persona, a la sociedad y al beneficio económico.

El día a día y los modelos aprendidos hacen que dejemos de prestar atención a las personas, procedimientos, objetivos, a las relaciones entre compañeros, favoreciendo que desatendamos, por exceso de confianza lo que debemos cuidar con mimo porque sí o sí aparecerán otras personas, nuevas tecnologías, empresas competidoras y circunstancias accidentales, como el coronavirus, que nos harán salir de la rutina de manera imprevista, o lo que es lo mismo, el cambio sigue actuando a sus anchas estés o no, atento.

¿Conoces los factores internos y externos que generan cambios?

Factores Internos
  • Cambios organizativos impuestos en una organización con estilo de liderazgo directivo
  • Fuga de trabajadores cualificados
  • Incorporación de nuevos fichajes
  • Integración entre las diferentes generaciones
  • Necesidades formativas ante la innovación tecnológica
  • Las normas no escritas y que afectan a los trabajadores por creencias aprendidas
  • Equipos de trabajo con visión de futuro

Factores Externos
  • Pandemias como el Covid-19
  • Empresas competidoras en nuestro entorno habitual
  • Innovación tecnológica en tu área de actividad
  • Conciliación familiar, teletrabajo
  • Nuevas oportunidades de negocio
  • Demandas de los clientes potenciales y/o reales
  • Nuevos códigos éticos de la sociedad
  • Normativas nuevas que cumplir

El cambio nace de una necesidad de mejora continua y debe ayudarnos a adaptarnos al entorno en el que nos movemos para seguir siendo exitosos, de la misma manera que debe ayudarnos a anticiparnos en la toma de decisiones con una Cultura Organizativa bien estructurada con una puesta a punto de los recursos disponibles, definida por los Valores y las Competencias Esenciales transmitidos con la debida transparencia a todos los miembros de la organización, diseñada con una estrategia que permita identificar, aplicar, gestionar, controlar y modificar todos los procedimientos para la adaptación permanente y liderada por una Actitud Optimista de todos los integrantes de la empresa.

¿Estás preparado para afrontar los cambios en tu empresa?

Haz un análisis profundo de tu empresa, desde quién es, quiénes son las personas que trabajan en ella y su filosofía actual hasta cómo se trabaja, cuáles son las competencias de tus trabajadores, cómo os ven los demás, cuáles son los objetivos, qué resultados se están obteniendo.

Identifica el hoy de tu empresa en todos los aspectos que la incumben

Te muestro algunas de las preguntas que pueden aclararte y ayudarte:

Misión, Visión y Valores de la empresa

  1. ¿Quién soy? ¿Quién quiero ser? ¿Soy coherente con los Valores?
  2. ¿Para qué estoy aquí?
  3. ¿Qué quiero lograr?
  4. ¿Cuál es el estilo de liderazgo elegido?
  5. ¿Cómo gestionas las relaciones entre los diferentes departamentos?

 

Personas que integran la empresa

  1. ¿Conoces sus valores y creencias?
  2. ¿Conocen y se sienten identificados con los valores y creencias de la empresa?
  3. ¿Te comunicas de manera eficiente con ellos? ¿Y tus personas claves?
  4. ¿Cuáles son sus competencias esenciales?

 

Procedimientos y tareas

  1. ¿Cuáles son los procedimientos establecidos en materia de calidad, medio ambiente, de seguridad, de productividad?
  2. ¿Tienes procedimientos para el manejo de situaciones conflictivas, de riesgo, imprevistas?
  3. ¿Has identificado todas las tareas necesarias?
  4. ¿Cuáles son las competencias esenciales de cada puesto de trabajo y por ende las competencias de tus trabajadores?

 

Innovación

  1. ¿Tienes la tecnología necesaria?
  2. ¿Está en tu presupuesto la necesidad de adaptarse a las nuevas tecnologías y formas de hacer?
  3. ¿Los trabajadores están formados para sacarle el mayor rendimiento a las Nuevas Tecnologías?

Pasos para una buena gestión del cambio

Cada empresa es una y única, por tanto, la Gestión del Cambio también lo es. Conviene conocer diferentes estrategias para elegir la mejor para tu empresa.

Una de las más prestigiosas es la diseñada por John Kotter que confirma que la clave para gestionar con eficacia y eficiencia reside en compaginar las exigencias diarias de la actividad empresarial con la identificación temprana de riesgos y oportunidades.

  1. Crear la sensación de necesidad es el primer paso para que todos abracen el cambio, ya sea por necesidad tecnológica, de equipamiento, de formación, de nuevas contrataciones, de innovación. Hasta que no se crea la necesidad, todo puede parecer una amenaza que crea incertidumbre. Y a partir de ahí, que se expanda y se hable de ello de manera continua. Se trata de difundir para crear la urgencia de implementar. Todos comenzarán a preguntar ¿Cuándo estará listo el cambio?
  1. El líder debe rodearse de personas clave que le ayuden a liderar el cambio que desea hacer, construyendo un equipo con los profesionales que lideren las diferentes áreas de la empresa y que estén alineados para promover el cambio como algo natural, constante y necesario. Convence a tu equipo con  datos medibles de los beneficios que se van a generar.
  1. Tener una Visión clara, realista y concreta del cambio que vais a acometer es esencial para convencer a tu equipo explicando con todo detalle los beneficios que va a aportar, de tal manera que tu gente los transmita la actitud necesaria, los beneficios individuales y globales que con toda certeza se van a lograr.
  2.  Elabora tu estrategia con un lenguaje que llegue a todos los trabajadores para que se entienda y se pueda poner en marcha con la mejor garantía.

Observación, escucha activa, comunicación y acción

Difunde la Visión junto a tu Equipo, escucha qué piensan, aclara y resuelve las dudas para, de esta manera, convencer para que el mayor número de trabajadores abrace el cambio y puedan ser agentes dinámicos que lo promuevan. Confía en ellos y recompensa su actitud, será una de las mayores fortalezas para lidiar con quienes sean reticentes.

Habrá un antes y un después del cambio que debe ser comunicado de manera efectiva a toda la empresa, mostrando los beneficios individuales y globales tras el cambio o cambios habidos.

  • Contacta con quienes no apoyan la Visión, valora su influencia en otros, el poder de decisión que puedan tener, pregúntales y escúchales con la finalidad de convencerlos.
  • Identifica todas las barreras que pueda haber para eliminarlas.
  • Aplaude y difunde cada paso hacia delante. Cada pequeño éxito es la antesala de los siguientes y debes transmitirlos en voz alta para que los reticentes vayan viendo los claros beneficios.
  • Establece otros KPI’s que permitan medir de manera inteligente, los avances en los nuevos procedimientos, ¡¡¡fuera dudas!!!.
  • Que los cambios comiencen a hacerse con personas de confianza que los aceptan, promueven y trabajan en ellos. Después, deberán implementarlos los demás y verán que, si los demás los han hecho y hay beneficio, ellos también lo van a querer obtener.
  • Suma cada paso y sigue avanzando en cada cambio. Establece tiempos, analiza todo lo hecho, elaborando una lista con lo que ha funcionado y lo que no, para mejorar la estrategia donde sea necesaria. La mejora continua es uno de los mandamientos principales.
  • La transparencia como valor es también esencial.
transparencia_coaching_cambio

Abrazar el cambio, la proposición más honesta

El cambio debe ser parte de la empresa y será necesario seguir difundiendo e integrando los Valores Fundamentales, que el Equipo de trabajo siga liderando para continuar avanzando hacia el éxito, abrazando los fracasos como aprendizajes y los conflictos como oportunidades.

Unas sencillas preguntas para ayudarte a abrazar el cambio:

  • ¿Qué pasará si no cambio?
  • ¿Quiero cambiar?
  • ¿Qué condiciones he de crear para cambiar?
  • ¿Cuál es el coste económico, social y emocional del cambio?
  • ¿Qué necesito de verdad para cambiar?

Y por si tenéis curiosidad, os invito a que conozcáis Liderazgo por Valores, para mí, la mejor forma de abrazar y gestionar los cambios, de la mano de los Valores con Simon Dolan

Me encantará que me cuentes lo que piensas.

Y si te animas a abrazar el cambio, contacta conmigo y nos ponemos a trabajar de inmediato.

Mónica Miguel García