¿QUÉ ES LA CONFIANZA?

La Confianza

¿A qué nos referimos cuando hablamos de Confianza? Seguro que a ti te pasaba lo mismo, lo último que oíamos de nuestra madre, cada día, al salir de casa “…y no te fíes de quien no conozcas, aunque te ofrezca un caramelo, no se lo aceptes, si te piden que los acompañes con alguna excusa, a un lugar, no vayas”. Y así, todos los días, cada vez que nos íbamos de casa; en mi caso, mi memoria me lleva a los 9 años. La confianza tiene sus reglas de juego desde que el mundo es mundo y nuestros antecesores fueron dándose cuenta de su importancia, incluso antes de nombrarla, porque con la confianza podemos crear aquello que deseamos y necesitamos, solo y/o acompañados, así que la base para que exista la Confianza es la relación, bien con uno mismo, bien con los demás. 

Ellos, que vivieron antes, la fueron transmitiendo, atendiendo a cómo les fue, la llevamos en nuestro ADN y la vivimos cada día porque las personas necesitamos certezas que nos ayuden a construir relaciones exitosas en todos los niveles: personal, social y económico.

Piensa:

1. ¿A quién le cuentas un secreto?

2. ¿A quién te diriges cuando estás enfermo?

3. ¿A quién llamas para construir un equipo?

Imagino que, como yo, habrás respondido que eliges a personas en quien tienes Confianza, palabra cuya etimología –con y fianza- ya nos dice que debe tener valor en sí misma, es como una garantía que le damos al otro, es una garantía del valor que me doy a mi misma también. 

¿A quién le otorgas tu confianza?

La confianza no la damos a fondo perdido pues como dice el refrán “confianza y vida, sólo una vez perdida” o como dijo Nietzsche “No me molesta que me hayas mentido, me molesta que a partir de ahora no pueda creerte” es decir, que, aunque nos lleva tiempo obtenerla, es muy frágil y por ello hay que cuidarla cada día siendo conscientes de su gran valor para no perderla.

Tener claro el concepto que tenemos de nosotros mismos en las diferentes áreas, nos permite conocernos bien y nos ayuda a avanzar en la aceptación y comprensión de uno mismo, para, desde ahí, hacer los cambios que deseemos hacer de tal forma que la Confianza en nosotros mismos sea el motor que nos impulsa cada día.

¿Dónde empieza tu confianza?

Yo creo que la confianza comienza en uno mismo y por ello, os invito a que, os miréis en el espejo y os dediquéis un buen rato a reflexionar acerca de vuestro autoconcepto que no es otra cosa que, como define la RAE: la opinión que una persona tiene sobre sí misma, que lleva asociado un juicio de valor.

CUADRO-confianza

Mi intención con este ejercicio es que te hayas dado cuenta de lo importante que es estar atento a ti mismo y cuidar de tus necesidades para poder cuidar tu confianza, la que los demás depositan en ti y la que tú entregas a los demás.

También quiero invitaros a indaguéis en el Modelo FIA de la Confianza del Dr. Simon Dolan, para mí, el que mejor definido está, que nos aclara por qué se puede medir la confianza, cómo generarla y como percibirla en los demás si queremos construir las mejores relaciones ya sean con uno mismo, personales o profesionales

Y como siempre, animaros, que somos muchos los coaches profesionales que podemos acompañaros en el camino del autoconocimiento y por tanto de la confianza en vosotros mismos y en vuestras relaciones con los demás.

¿Te atreves a tener una sesión exploratoria acerca de la confianza?

Contacta conmigo y te invito a descubrir cómo generar más confianza

Mónica Miguel García